1 de julio de 2010

Lo que significabas para mí




Llegaste a mi vida un 8 de marzo, recuerdo y como no recordarlo si fue un día muy agitado, una razón muy especial por la cual me volé las clases y salí de casa con falsos pretextos, razón que tu entiendes, razón que fue motivo de nuestra llamada “amistad” esa razón que hasta hoy me sigue brindando alegrías y por ahí algunas penas.



Todo comenzó con un “hola”, yo cansada de haber llegado de aquella travesía y tu interesado en contarte sobre aquella aventura de ese día y así empezó, en poco tiempo formaste parte de algo que nunca debió ser así. Me encanto tu personalidad, esa forma tan natural de llegar a mí, tus bromas y esa atención que me brindabas, era todo.
Nunca lo negué porque siempre fui sincera contigo, cuando me conociste trataba de dejar atrás un pasado, un pasado que me abatía día tras día…
Pero llegaste “TU” y todo cambio, no lo planeaba, no lo quise así, nunca pretendí algo contigo eras solo mi amigo, pero tus atenciones me cautivaron haciendo que nazca un interés de mi hacia ti.

Como voy olvidar si a la semana tan alegre me dijiste:
- Verdad baby un lunes como hoy te hable por primera vez =)

Mi mente entretenida en otras cosas pero al decir eso captaste toda mi atención, desde ahí supe que no eras igual a los demás te empecé a ver de una forma especial, las conversaciones se hicieron mas seguidas tardes, noches y ni que decir de aquellas madrugadas que nos quedábamos hasta tarde platicando. Paso el tiempo y no había día en que no supiera de ti, ahora ya no eran solo conversaciones sino también mensajes y llamadas todo con un mismo propósito en saber uno del otro.

Tu llenaste esos vacios que mi pasado había dejado, ahora ya no existía mas ese pasado pues tu me ayudaste a olvidarlo, no existía nada mas en mi día a día que la universidad y tu, llegaste a formar parte de mis días, de mi vida, no se como lograste hacer todo eso en tan poco tiempo, en una forma descarada te robaste mi tiempo, mis sonrisas, mis besos quien sabe si hasta sueños, enserio te consideraba bastante…

Aparentemente todo era genial, después de mucho tiempo no me había sentido así, era tan bonito sentirme de esa forma, saber que existe alguien que se preocupa por ti, saber que le interesas y que así no te logre ver todos los días hace todo lo posible por comunicarse contigo y saber que estas bien, que así sea de madrugada estará ahí para escucharte.
No sé en que me equivoque o que es lo que hice mal, me preguntaba por las noches después de aquel día en que supe la verdad, “tu verdad”; me cegué tanto contigo que solo quise oír y ver lo que quería pero como todos también tenias un pasado, pasado que ignore por completo.
Ahora las cosas ya están hechas lo nuestro solo fue un pasamiento, solo fue el momento debo tomarlo así, pero debiste ser mas sincero, a lo menos contigo mismo en no pretender algo con alguien sabiendo que en ti aun existía un pasado que por mas que hayas querido no haz logrado borrarlo.

Han pasado ya dos meses y por fin logre comprender que no tuve nada que ver en tu mala decisión al contrario di mucho de mi y no lo supiste apreciar, así como llegue a tu vida hoy me retiro, no estaré mas contigo, dejare de pensar en ti y empezare a preocuparme por mi.
Te dejo en paz con tu pasado para que puedas aclaras tus dudas y esas razones por las cuales a veces no logras dormir por las noches, comprendí que en tu vida “YO” estoy demás, solo espero que tu pasado sepa apreciarte porque así haya pasado todo esto eres una gran persona y te agradezco por aquel tiempo en que me hiciste feliz y por demostrarme sobretodo que aun queda esa parte tierna en mi que por un momento pensé que lo había dejado por tantas que me han pasado pero sabes? Esto me hace más fuerte y darme cuenta que en realidad las personas no son como aparentan siempre guardan algo y mucho peor si es un pasado…
Y aunque de momentos te extrañe algunas noches no volveré a tus brazos hoy lo que considere mi nueva ilusión simplemente se ha tornado en los mas oscuro que logro ver mi corazón.

A.R.E